¿Cómo puedo evitar tener obesidad o sobrepeso?

Una alimentación equilibrada y hacer ejercicio reducen el riesgo de obesidad y sobrepeso, y con ello padecer diabetes, hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares.


Eliminar el sedentarismo infantil.

Los expertos destacan que hacer ejercicio es una de las herramientas más eficaces para evitar el sobrepeso y la obesidad, aunque se debe tener en cuenta que si se come en exceso es difícil que quemen en una sesión la cantidad de calorías ingeridas.


Los niños necesitan unos 60 minutos diarios de actividad física, aunque no todos de una vez. Esta puede dividirse en períodos cortos y ser igual de productiva.

Estas medidas que sugiere la OMS están enfocadas a acabar con la obesidad infantil no sólo a corto plazo, al dar tratamiento a los niños y adolescentes que ya la padecen, sino también prevenirla a mediano y largo plazo en las próximas generaciones. Esto se pretende realizar creando un ambiente que propicie llevar hábitos saludables para que los niños gocen de una mayor esperanza de vida con calidad.


Los pequeños cambios son poderosos, y sobre ellos inciden todas las entidades implicadas en la salud infantil desde hace varios años. La siguiente lista detalla los más relevantes. Se han adaptado a partir de consideraciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.


  1. Servir raciones adecuadas para la edad del niño. Un estudio reciente ha observado que el tamaño de la vajilla influye, como en el adulto, en el volumen de comida ingerido por el menor.

  2. Tener en el hogar una variedad de hortalizas, frutas y cereales integrales (pan integral, pasta integral, arroz integral, etc).

  3. Escoger leche y productos lácteos bajos en grasa o desnatados.

  4. Limitar el consumo de carnes rojas o de derivados cárnicos.

  5. Promover el consumo de legumbres y frutos secos.

  6. Retirar de la vista del niño las tentaciones ricas en calorías (lo mejor es no tenerlas en el hogar).

  7. Fomentar la actividad física, sin olvidar que los niños imitan a los adultos: si los padres hacen deporte, los hijos también lo harán. El mínimo de tiempo diario que deberían dedicar los niños a realizar actividades de intensidad de moderada a vigorosa asciende a 60 minutos.

  8. La bebida de elección para calmar la sed debe ser el agua. El consumo habitual de zumos está desaconsejado.

  9. Se debe limitar el consumo de azúcar, bollería y, sobre todo, bebidas azucaradas (refrescos).

  10. Diversos expertos consideran que se debería enviar "mensajes claros" a la población sobre los efectos negativos de dichas bebidas.

  11. Restringir a no más de 2 horas diarias el tiempo que los niños dedican a ver televisión, jugar a videojuegos o a navegar por Internet (los menores de 2 años de edad no deberían ver la televisión). Un estudio aparecido en abril de 2013 en BMJ Open señala que los hijos de padres que ven mucha televisión suelen repetir su (mal) ejemplo.

Adicional a todo esto…

Para frenar la epidemia de obesidad infantil es necesario un compromiso político sostenido y la colaboración de muchas partes interesadas, tanto públicas como privadas. Los gobiernos, los asociados internacionales, la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales y el sector privado tienen un papel fundamental en la creación de entornos saludables y de condiciones de asequibilidad y accesibilidad de opciones dietéticas más saludables para los niños y los adolescentes.


Por consiguiente, el objetivo de la OMS consiste en movilizar estos asociados e involucrarlos en la aplicación de la Estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud.

La OMS apoya la definición, aplicación y seguimiento de medidas, así como el liderazgo en su aplicación.


Para avanzar es necesario un enfoque multisectorial que movilice las energías, recursos y conocimientos técnicos de todas las partes interesadas a escala mundial.



#obesidadinfantil #obesidadysobrepeso #sedentarismo #activaciónfísica




Fuentes consultadas:

https://www.who.int/dietphysicalactivity/childhood_what_can_be_done/es/

http://oment.uanl.mx/informe-de-la-organizacion-mundial-de-la-salud/https://es.wikipedia.org/wiki/Obesidad_infantil

¿Te gustaría apoyarme para continuar con el proyecto?