Llegué en ambulancia a mi siguiente destino Día #7

Como la ruta Querétaro a San José Iturbide fue bastante estresante por la peligrosidad de la Carretera Federal 57, opté por continuar mi camino hacia San Luis Potosí internándome por carreteras secundarias que me llevarían paralelamente a mi siguiente punto de descanso: San Luis de la Paz, Guanajuato. La elección fue muy acertada, pues disfrute mucho de mi recorrido, sin embargo…. llegué en ambulancia a mi meta.


El motivo no fue un accidente o algún problema de salud, afortunadamente. Los culpables de que llegara en ambulancia fueron los excelente anfitriones que me recibieron en esta población limítrofe al estado de San Luis Potosí.


Después de cruzar por Mineral de Pozos, uno de los 7 Pueblos Mágico que presume Guanajuato, seguí me recorrido hacia San Luis de la Paz, a donde llegué casi a las 6 de la tarde, luego de 49 kilómetros de recorrido por una vía secundaría, tranquila y despejada de vehículos pesados.


Inmediatamente me dirigí a la estación de bomberos para solicitar me dejaran pasar la noche, como me había sucedido en la capital Guanajuato, pero para mi sorpresa, ¡me negaron el favor! Sin embargo, la negativa no fue por falta de hospitalidad al extraño cicloviajero, sino porque me tenían preparada una

mejor opción.


Uno de los voluntarios bomberos, Edi, se contacto con personal de Protección Civil, y a su vez contactaron con personal del DIF municipal, para gestionar mi recepción en el albergue de esta institución.


Cuál fue mi sorpresa que fueron a recogerme a la estación bomberos ¡en una ambulancia!… sí, en una ambulancia de la Cruz Roja. Una muy moderna y bien equipada ambulancia.


Nunca en mi vida me había subido a una ambulancia, y junto con mi bicla “Andy” fuimos llevados al albergue del DIF Municipal, en donde me ofrecieron cama, baño para ducharme y la comodidad de dormir en un lugar seguro, pues alrededor del albergue se encuentra además la Dirección de Policía Municipal. Mejor lugar para dormir no había podido encontrar.


Después de darme un necesario y placentero baño, me dispuse a editar videos y bajar una buena cantidad de fotos y videos capturados durante mi recorrido a esta población, cabecera municipal.

Dormí como “angelito”. Al día siguiente busqué a la directora del DIF municipal, para agradecerle su atención y apoyo. Encontré a licenciada Norma Lorena Álvarez Hernández en su oficina, y tuve oportunidad de darle las gracias, compartir un poco de mi proyecto Embíclate México y tomarnos la foto del recuerdo… pero además…. ¡me invitaron el desayuno!


Muchas gracias Licenciada Norma y muchas gracias a la Sra. Elva Leticia Suárez Vega, esposa del Alcalde y presidente del DIF Municipal de San Luis de la Paz, Gto.

Directora Norma Lorena Álvarez Hernández (segunda de izq. a der.) y su equipo de trabajo del DIF municipal de San Luis de la Paz, Gto.

Después del sabroso desayuno, y de montar nuevamente a “Andy” con sus 50 kilos de equipaje nómada, tomé las adoquinadas calle del centro para conocer un poco de su plaza principal y sus calles abarrotadas de negocios y comercios de esta población en donde se venera a santo Patrono San Luis Rey.


San Luis de la Paz es un municipio y ciudad con gran riqueza histórica y cultural, fue fundada en 25 de agosto de 1552, como una ciudad defensiva en el Camino de la Plata, que vinculaba a las minas de Zacatecas con la capital del Virreinato de la Nueva España: la ciudad de México, durante la dominación española. Debe su nombre al Tratado de pPaz entre indígenas otomí (que eran aliados de los españoles) y los nativos chichimecas, en el día de San Luis de Francia, 25 de agosto. La “Nación Chichimeca”, como también se conoce, es un atractivo centro turístico.


Antes de salir para tomar el camino hacia mi siguiente destino: Tierra Nueva, SLP, pasé a fotografiar el tempo principal y la plaza de armas.

Para esta ocasión, decidí seguir la ruta de. Las secundarias y rurales, sin imaginar que me esperaba una ruta increíble, llena de naturaleza y majestuosos paisajes, pero también de una ruda e intensa jornada…


Próxima entrega: El camino hacia Tierra Nueva.

¿Te gustaría apoyarme para continuar con el proyecto?