¡Logré mi segunda capital! Día #5

Poco antes de completar mi primera semana de aventura en Embíclate México, logré llegar a mi segunda capital alcanzada, de las 32 que aspiro visitar en mi recorrido en bicicleta por todo el país.


Gracias a la calidez y hospitalidad de mis primos Antonio y Margarita, y su linda hijas y nietas, pude descansar bastante bien de mis primeras experiencias pedaleando desde que lo dejé todo y salí de mi casa para aventurarme en esta odisea en mmi bicla”Andy”.


Cuatro días de convivencia, descanso y reponerme de lo que normalmente escasea en la vida nómada en carretera: dormir, comer bien, asearme y no tener que preocuparme por conseguir dónde pasar la siguiente noche.

También aproveché para conocer un poco de esta gran ciudad colonial, capital del estado del mismo nombre. Aunque me hubiera gustado quedarme más tiempo para conocer más y convivir con la banda ciclista queretana, la aventura llamaba a poner los pies sobre los pedales y continuar mi camino.


Sin embargo, tuve la oportunidad también de conocer a una joven queretana ejemplar, ciclista, deportista y cicloviajera, Édna Díaz, quien además de brindarme su hogar por una noche, me “empujó” un poco para salir de esta gran orbe queretana, pues tan solo del lugar donde me encontraba, hasta la salida a San Luis Potosí, se requerían ¡50 kilómetros de pedaleo!… mi cuota diaria de recorrido.


Gracias al apoyo de Édna, pude acercarme a Jurica, en donde me di la oportunidad de visitar a mi prima Inés Moreno, con quien disfruté un rato de plática amena y un sabroso cafecito para iniciar mi Día #5 de pedaleo.

Salí feliz de la vida a enfrentarme a la terrible carretera Federal 57, pues iba presumiendo mi nuevo jersey, cortesía de mi prima Inés, con el logo de Embíclate México en la espalda. ¡Me sentía realizado! Gracias, prima, por tan lindo regalo.


Finalmente, y aprovechando la cómoda ciclovía, salí de la capital queretana para apuntar hacia mi próximo destino intermedio, San José Iturbide, rumbo a la tercera capital: San Luis Potosí.

Ya era tarde para iniciar la ruta, y con el Sol a cuestas recorrí esta peligrosa vía, hasta que pude aprovechar del camino de terracería que va paralelo a la Carretera Federal, lo que aligeró un poco la tensión y estrés de sentir los tráiler a 120 kilómetros/hora pasándome a escasos 2 metros de mi costado izquierdo.

Hasta que por fin, alrededor de las 5 de la tarde llegué a este singular y pujante poblado guanajuatense en donde me esperaba Luis y Paulina, un par de amigos que aún no tenía el gusto de conocer, pero que me regalaron dos excelentes días de estancia en esa linda población.


Gracias a ellos, conocí a un gran personaje, ícono del ciclismo en esta región, don Fernando Ortiz, quien además le dio un buen mantenimiento a mi bicla “Andy".


En la próxima entrega les platicaré de esos dos extraordinarios días en San José Iturbide, Gto.



#embiclatemexico #querétaro #cicloviajero #obesidadinfantil #dia5 #vidanomada #viajandoenbicicleta

6 vistas
¿Te gustaría apoyarme para continuar con el proyecto?