Primera acampada libre en una ‘habitación’ de lujo natural — Día #10

Después de disfrutar un par de días en San Luis Potosí, en donde conviví con dos grandes cicloviajeros, Israel Loredo y Heidi Tum, seguí mi camino hacia mi siguiente parada en mi ruta rumbo a Zacatecas, la cuarta capital que buscaba conquistar.


El día iba a ser de una ruta tranquila y corta, pues solo me restaban 30 kilómetros hacia Mexquitic, pues la siguiente parada sería en Salinas de Hidalgo, SLP, ubicada a 100 kilómetros de la capital potosina, distancia que me costaría un poco de trabajo lograr si la recorría de un sólo viaje. Así que decidí hacer primero una parada en Mexquitic, no desgastarme mucho, y al día siguiente enfilarme a pedalear los 80 kilómetros restantes para Salinas.

Y así lo hice. Disfrutando de una ciclovía a la salida de la capital potosina que te permite llegar casi hasta Mexquitic, lejos de los vehículos pesados y el tráfico de esa transitada carretera. En poco tiempo llegué a mi destino y me dispuse a conocer y curiosear un poco por esa pequeña, pero bonita población potosina.



Mexquitic de Carmona es uno de los 58 municipios que constituyen el estado de San Luis Potosí; su nombre se interpreta como "Lugar de Mezquites”. Fue fundado por Fray Diego de la Magdalena en 1583 y lo habitaban chichimecas. En el año de 1947 la Legislatura del Estado, en su decreto 120 ordena que se le denominara "Mexquitic de Carmona", en honor de su hijo mas afamado, el soldado Damián Carmona. 


Se encuentra localizado al oeste del estado y aproximadamente a 22 kilómetros de la ciudad de San Luis Potosí. El municipio colinda al norte con el municipio de Ahualulco, al este con San Luis Potosí, al sur con los municipios de Villa de Arriaga y San Luis Potosí y al oeste con el estado de Zacatecas.

El pueblo es en sí mismo una atracción por su historia y su iglesia, su viejo convento edificado por los Franciscanos, con todos los rasgos característicos de las construcciones del Siglo 16. Además, cuenta con los sitios de interés histórico como la Presa Álvaro Obregón, Presa de la Tapona, la exhacienda de Valle Umbroso y un atractivo zoológico.

Después de recorrer por sus calles empedradas, mi siguiente tarea fue buscar un lugar para pasar la noche, pues aunque era temprano, no tenía idea de las opciones posibles.


Cuando vi la Presa Álvaro Obregón decidí que ahí debería pasar la noche. Sería la primera vez que acamparía en un lugar abierto y rodeado de naturaleza. Elegí el lugar más apropiado y pedí permiso a los dueños de esa tierras para instalar mi carpa y preparar mis alimentos.


No tuve impedimento alguno por el propietario del terrero a las orillas de la presa y me instalé cuando aún faltaban varias horas para que el astro rey se escondiera por el horizonte.


Una pasta bien condimentada y un elote asado que había comprado por el camino fue mi comida en la rivera de la presa.


Luego de grabar algunos videos y tomar fotos, instalé mi casa de campaña y me refugié de una noche que empezaba a sentirse fría, y el silencio del lugar me ayudaba a poder conciliar pronto un sueño muy reparador.

A la mañana siguiente, y después de un necesario café a la leña, tomé nuevamente la carretera con destino a Salinas de Hidalgo. Me esperaban 80 pesados kilómetros cuando mi promedio de pedaleo diario es de 50 kms, aproximadamente.


Sin embargo, ese rico cafecito matutino y unos tragos de un energetizante aguamiel, me ayudarían a llegar con bien y sin demasiado desgaste a mi siguiente parada en mi día 11 de aventura llamada Embíclate México, a pesar de excederme en mis kilometrajes promedios diarios.


Próxima entrega: Salinas de Hidalgo, San Luis Potosí.


🚴‍♂️SAN LUIS POTOSÍ, SLP. - MEXQUITIC, SLP. 🚴‍♂️

29 KMS POR CARRETERA FEDERAL 49 A ZACATECAS.





¿Te gustaría apoyarme para continuar con el proyecto?